lunes, 17 de diciembre de 2007

asertividad

muchas veces un esfuerzo previo queda enturbiado por la forma de su aplicación; además de malgastar energía, se malogran objetivos, se pierden oportunidades, se hiere a personas... me descubre Sonia una receta para intentar mejorar: la asertividad; curiosamente no viene en el diccionario un palabro tan útil; siguiendo a pensantes al margen de lo académico sensu estricto, podría definirse como habilidad; que se ejercita, se aprende; sobre todo referente a la comunicación; en la que el objetivo es conseguir el objetivo; y los medios, están en algún lugar a medio camino entre la pasividad y la agresividad; ambas, tentaciones frecuentes; ahora investigaré el cómo...

1 comentario:

;-) dijo...

así dicho suena de coña...(¿cómo te suena a tí esto?).

¿Cómo?; pues... práctica, práctica y más práctica; o mejor... practica, practica, practica... pero de verdad de la buena; es decir, comunicaté con palabras y no sólo en tu cabeza: EXPRESATÉ.